• 01:46 La ambivalencia de la anécdota inicial
  • 04:52 La exageración de la norma es una forma de resistencia
  • 06:35 Algunos iconos y referentes
  • 09:38 De Bartleby a Kafka, la procrastinación y otros modos de eficiencia
  • 12:59 Las piezas de papel
  • 14:59 Las piezas sonoras. Una meditación relacionada con el tiempo
  • 21:11 Un precedente de las piezas sonoras: La historia de la maquina de escribir recitada por Michael Winslow
  • 23:20 La desaparición de la oficina física. Un trabajo que poco a poco se va volviendo arqueológico
  • 26:09 Una transición suave
  • 28:42 En Hangar, inventándose una práctica a partir de nada
  • 32:35 La rutina del artista
  • 38:35 10 horas de jornada laboral
01/09/2015 38' 35''

Castellano

A Ignacio Uriarte siempre lo acompaña la anécdota de su pasado de oficinista y de cómo, al empezar a trabajar como artista, ha seguido empleando los mismos gestos, materiales y destrezas que en su vida de antaño. En su obra, casi performativa pese a que acostumbra a formalizarse como objeto, vemos cómo bloques de notas, papel, la hoja de Excel, archivadores, bolígrafos, la máquina de escribir y el lápiz, entre otros, apuntan al arte conceptual y al minimalismo de los años sesenta para actualizarlo desde el reducido espacio de un cubículo de oficina de finales de siglo XX. Pero más allá de la anécdota inicial, su extenso trabajo se despliega, con seriedad y sentido del humor a partes iguales, para meditar sobre temas tan diversos como el orden, la cultura popular o el tiempo.

Con motivo de su participación en la exposición "Especies de Espacios" con tres nuevas piezas murales de papel, SON[I]A habla con Ignacio Uriarte de su rutina cotidiana como artista, de la desaparición de la oficina física, de la pervivencia de su imaginario y de la procrastinación y el sobrecumplimiento de las normas como formas de resistencia ante la imposición de la eficiencia y la productividad.

Compartir
Son[i]aIgnacio Uriarteminimalismo