• 06:15 Trabajar solo
  • 08:43 Secuenciando con David Cockerel
  • 12:09 La primera computadora personal
  • 15:46 Trabajar con tiempo y cinta de papel
  • 19:26 Tristram Cary y la producción del sintetizador VCS3
  • 21:52 Synthi
  • 23:24 La sala de escucha
  • 25:43 “Partita for Unaccompanied Computer”, enero de 1968
  • 30:19 Max Mathews y la música electrónica en la Academia
  • 32:51 “No me gustan los sintetizadores”: el declive de EMS
  • 35:00 Alan Sutcliffe y la Computer Arts Society
  • 36:21 Corrigiendo subrutinas
  • 38:30 Peter Grogono y el estudio como sistema musical
  • 39:50 Brian, Delia y Peter: Unit Delta Plus
  • 43:32 Cintas sobreescritas: lo mejor está por venir
  • 44:31 “Chronometer”, con Harrison Birtwistle
  • 46:04 “Tristan”, con Hans Werner Henze
  • 47:37 Documentación de estudio: un fósil
29/04/2019 50' 38''

English

Un aislado cobertizo de jardín sobre el río Támesis, el primer ordenador personal del mundo y la visión romántica de crear una máquina de música emocional: este fue el escenario en el que Peter Zinovieff, compositor, ingeniero y geólogo, dio sus primeros pasos para convertirse en un legendario pionero de la música electrónica en los años sesenta.

En ese entonces, Zinovieff estaba ocupado creando un estudio en una casa privada en Londres, en la que usaba una computadora PDP-8 para controlar equipos de generación de sonido. Esta computadora tenía cuatro kilobytes de memoria y no tenía disco duro. Cuando más tarde la expandió con 32 kilobytes de almacenamiento, Zinovieff pensó que jamás la llenaría. Hasta entonces, las computadoras similares solo se utilizaban en fábricas, universidades y laboratorios, por lo que no es de extrañar que las composiciones de Zinovieff de esa época sean experimentos sonoros radicales, y que su estudio fuera tan intrincado de manejar. Más tarde en esa década, Zinovieff también usaría ordenadores PDP-8 para la primera actuación musical en vivo de un ordenador sin acompañamiento.

La necesidad de sostener financieramente el estudio llevaría a Zinovieff a lanzar EMS con sus socios David Cockerel y Tristram Cary. Compañía dedicada a la fabricación de sintetizadores portátiles, el EMS fabricó el exitoso VCS 3, así como otros equipos de música electrónica como el Synthi, el MUSYS y el Vocoder. A finales de la década de 1960, EMS era una de las cuatro compañías que comercializaban sintetizadores, junto con ARP, Buchla y Moog, pero en la década de 1970 EMS entró en bancarrota lo cual llevaría a Zinovieff a deshacerse de su estudio.

A lo largo de su carrera, Zinovieff colaboró ​​principalmente con Harrison Birtwistle y Hans Werner Henze, pero su trabajo y estudio estimularon el interés de innumerables bandas, músicos y compositores desde la academia hasta el estrellato pop, de Ringo Starr a Karlheinz Stockhausen. Junto con Delia Derbyshire y Brian Hodgson, Zinovieff también dirigió Unit Delta Plus, una organización para crear música electrónica comercial que resultó algo improductiva. Tras una pausa de unos veinte años durante los años 80 y 90, el artista Russell Haswell le encargó un nuevo trabajo en 2011. Desde entonces, Zinovieff ha vuelto a componer y desafiar la música electrónica tal como la conocemos.

En este podcast, Zinovieff nos habla de cómo montó el primer ordenador personal del mundo, los días del EMS y el equipo humano que le acompañó, sobre el listening room, la academia, Harrison Birtwistle y Hans Werner Henze, ingeniería y experimentación, cómo no mantener un archivo de sonido, de geología, de Unit Delta Plus, de cómo encender un sintetizador con un molino de viento y cómo pedirle a un ordenador que nos haga una bella composición.

Lista de temas
01 Peter Zinovieff, “January tensions”, 1968 (4:45)
02 Peter Zinovieff, “Tarantella”, 1966 (3:46)
03 Peter Zinovieff and Alan Sutcliffe, “March probabilistic”, 1968 (4:19)
04 Peter Zinovieff “Lollipop for Papa”, 1968 (6:25)
05 Peter Zinovieff and Alan Sutcliffe, “ZASP”, 1968 (5:10)
06 Peter Zinovieff and Harrison Birtwistle, “Chronometer”, 1971 (24:16)
07 Peter Zinovieff and Hans Werner Henze, “Tristan (long section)”, 1973 (7:39)
08 Peter Zinovieff, “Now’s the time to say goodbye”, 1978 (4:11)

Compartir
SON[I]APeter Zinovieffpodcasts más escuchados 2019sonido + tecnología