20/06/2013 19' 8''

Catalán

Las Magnet Schools nacieron en los años setenta en Estados Unidos con el objetivo de combatir la segregación racial que existía en las escuelas públicas de entornos desfavorecidos. Con este proyecto educativo, el gobierno apostaba por dotar a los centros de una especialización curricular distintiva que los hacía atractivos y magnéticos en su entorno, estimulando la implicación del alumnado, las familias y los docentes. Se intentaba así reconfigurar la composición social del centro y mejorar sus resultados académicos.

Ahora, la Fundació Jaume Bofill y el Departament d'Ensenyament han iniciado en Catalunya el proyecto Magnet. Alianzas para el éxito educativo. El proyecto se inspira en el modelo norteamericano para poner en contacto instituciones científicas y culturales de referencia con centros educativos que requieran una revitalización o atención especial. Con estas alianzas los centros escogidos podrán desarrollar proyectos educativos innovadores y de calidad que contribuirán a aumentar la demanda de matrículas y a convertirlos en polos de atracción en su territorio.

El programa se ha puesto en marcha como fase piloto en tres escuelas de primaria y un instituto de Barcelona, y se irá ampliando en los próximos años. Las instituciones que participan en esta primera etapa son el MACBA, TV3 y el Institut de Ciències del Mar. El MACBA colaborará directamente con la escuela Josep M. de Segarra y el instituto Moisès Broggi.

SON[I]A habla con Roser Argemí, responsable del proyecto en la Fundació Jaume Bofill, sobre las particularidades del modelo catalán, el perfil de los centros escogidos y las distintas modalidades de alianza que se están estableciendo.

Compartir
Son[i]aeducaciónCreative CommonsRoser ArgemíMagnet Schools