19/05/2011 62' 57''

English

A cargo de Felix Kubin

La segunda parte de PARASOL ELEKTRONICZNY. RUMOURS FROM THE EASTERN UNDERGROUND explora las escenas musicales de la República Checa y Eslovaquia. Nuestros agentes paraguas locales fueron Miloš Vojtechovský y Zuzana "Friday" Přikrylová.

Miloš pertenece a una generación mayor que vivió la era comunista hasta la Revolución de terciopelo checoslovaca de 1989. En la actualidad es uno de los comisarios del prolífico centro cultural Školská 28 en Praga. Zuzana, periodista y teórica de los medios de Brno, nació en 1989. Para PARASOL ELEKTRONICZNY se ha centrado en la nueva generación de artistas de club noise pop con influencias folk de Brno y Bratislava.

Mientras el underground de Praga está dividido en círculos independientes y sub-géneros que tienden a mantener cierta distancia, la escena de Brno es más compacta y fue influenciada por el legado del movimiento europeo conocido como "Rock In Opposition". Los cuatro artistas entrevistados por Miloš Vojtechovský –Peter Graham (aka Jaroslav Štastný), Ivan Palacký, Tomáš Procházka (aka Federsel) y Petr Ferenc– crecieron en estos dos epicentros de la República Checa. Todos ellos mencionan el rock progresivo como una de sus influencias más tempranas, pero también destacan el papel de la improvisación y la aleatoriedad cageiana en su trabajo, una aproximación a la música que todavía carece de una tradición sólida en su país natal.

Según Peter Graham, que estudió en la Academia Janáček de Brno, la represión de la música académica más vanguardista por parte del régimen comunista convirtió la escena del rock alternativo –representada sobretodo por el visionario estilo oscuro de la escuela underground de grupos de rock como Plastic People of the Universe o DG 307– en un refugio para los disidentes musicales.

"La rigidez del régimen neo-estalinista instalado en 1968 por los tanques soviéticos tras el breve experimento de liberalización cultural y política en Checoslovaquia reinó durante las décadas de los setenta y los ochenta. Fue una época que llevó al control centralista y al conformismo en el ámbito de las artes checas. Durante años, los conciertos oficiales de música contemporánea fueron grises y aburridos.El conservadurismo se impuso también en las escuelas de música donde se enseñaba composición. (...) [A pesar de ello, algunos compositores] empezaron a verse como los sucesores de la vanguardia checa de los sesenta: grupos de compositores que en aquella época fueron condenados al ostracismo y empujados hacia la postura del disidente musical". (Miroslav Pudlák, "Czech composers in the post-modern era", Chamber music – Czech Music CD Series 1, 2007). Cuando en 1989 la situación mejoró para los artistas, la nueva generación pudo aprovecharse de una cultura underground que logró sobrevivir a lo largo del régimen comunista.

Tanto en la estética sonora de las películas surrealistas checoslovacas como en las bandas sonoras expresionistas de Zdeněk Liška (incluidos en este programa mediante breves jingles y extractos de películas), en los últimos experimentos de Palacký/Graham y en el proyecto Birds Build Nests Underground (BBNU) de Petr Ferenc, existe una cierta fascinación común por la mecánica. Esta se manifiesta en la máquina de coser amplificada de Ivan Palacký, en el mecanismo humano expendedor de comida de la macabra trilogía de películas Jídlo de Jan Švankmajer, o en el cine sonoro improvisado de BBNU.

El músico de Praga Tomáš Procházka forma parte del grupo multidisciplinar Handa Gote y la banda de neo-Krautrock B4. También trabaja como titiritero, perpetuando la conocida tradición checa del teatro de marionetas, en el que Tomás enfatiza el lado más demoníaco y grotesco del género. El leitmotiv que une a todos estos artistas es el uso de máquinas imposibles, la alquimia sonora y los trucos visuales.

La generación más joven, documentada de la mano de Zuzana Přikrylová, se siente más cercana al mundo digital y los cut-ups energéticos y rítmicos claramente vinculados a la cultura de club. Bandas como Hugo & Zoe en Brno y Kyl The Sistem en Bratislava explotan su propio folk para elaborar un discurso en el que la improvisación resulta más evidente en el contexto social que en la propia música. Durante las entrevistas, su manera de hablar dinámica y festiva oscila sin tapujos entre declaraciones y canciones, citas dramáticas o ruidos de beatbox. Michal Lichý, de Urban Sounds Collective, ve sus raíces en la cultura industrial, la arquitectura moderna y la música de club más estridente.

Igual que Kyl the Sistem, Lichý es de la capital de Eslovaquia, Bratislava, que alberga una escena menos fragmentada que la de Praga. "Nos ayudamos entre todos", asegura resaltando la capacidad del colectivo de organizar eventos sin apoyo económico alguno. "Cualquiera que venga a tocar a Eslovaquia se encontrará con una audiencia muy abierta y cálida, a pesar de la corrupción y el ánimo lucrativo de la cultura política local".

Un hecho que Kyl the Sistem –en una de sus típicas manifestaciones de sarcasmo surrealista– resumen en una simple frase: "Los corazones están vacíos, ¡somos nihilistas pero todavía estamos llenos de amor!"

Felix Kubin, 7 de mayo de 2011

Lista de artistas

Ivan Palacký y Peter Graham (Jaroslav Štastný) – Brno (República Checa)
Federsel (Tomáš Procházka) – Praga (República Checa)
Birds Build Nests Underground (Petr Ferenc, Michal Brunclik y Martin Ježek) – Praga (República Checa)
Hugo & Zoe (Johana Merta, Ondřej Merta y David Merta) – Brno (República Checa)
Kyl the Sistem (Mungular Bubu y BOOM Fonda Spacey) – Bratislava (Eslovaquia)
Urban Failure (Michal Lichý) – Bratislava (Eslovaquia)

Compartir
InvestigaciónPARASOL ELEKTRONICZNY. RUMOURS FROM THE EASTERN UNDERGROUNDPARASOL ELEKTRONICZNY. RUMOURS FROM THE EASTERN UNDERGROUNDFelix KubinRepública ChecaEslovaquiaEuropa del Este

Programas de RWM relacionados